Ruta Collado Fuente Bermejo - Borosa

¡¡Entre Calares, Torrentes y Lagunas!!

El Borosa tiene su nacimiento en la Sierra de Segura, mojonera de Cazorla con Santiago de la Espada, cuyos términos deslinda por espacio de dos leguas que corre con su nombre, hasta incorporarse al Guadaquivir, con el que, al verificarse la unión, compite en el caudal de aguas sumamente estimables por las abundantes truchas que produce.

Borosa alude a río blanco y brillante, procedente de bórax, un borato hidratado de sodio, incoloro o blanco con brillo vitreo, que en época árabe se empleaba para soldar oro. Borosa también pudo ser el castillo del Bórax citado en el siglo XII, del que se perdurado el topónimo Castellón de los Moros, ubicado entre el Borosa y el arroyo de la Gracea. El Guadalquivir también tuvo la fortaleza árabe de Bujaraiza, traducida como Torre de la vid, relacionada con un asentamiento visigodo y el cultivo de la planta por mozárabes. Los restos de la fortaleza reposan en un islote del embalse de Tranco. “El gran monte isla del pantano Cabeza de la Viña también tuvo una torre de origen musulmán”.

-Situación: Sector oeste, municipios de Santiago de la Espada y Pontones, y sector suroeste, municipio de La Iruela.
Distancia: 19,1 km.

-Tiempo: 8 h.

-Desnivel acumulado: 9200 m.

-Cota mínima: 680 m.

-Cota máxima: 1.600 m.

-Punto Partida: Pinar Negro

-Punto Final: Centro de Interpretación Fluvial Río Borosa

-Punto de Salida: Fuente Bermejo

Km 0 / altitud 1.600 m-

-Laguna de Valdeazores

Km 5 / altitud 1.277 m.

La Laguna de Valdeazores posee un elevado interés naturalístico por las comunidades lacustres que acoge. La excursión continúa el camino de la orilla del embalse, conectando con el carril de la laguna de Aguas Negras.

-Laguna de Aguas Negras

Km 6.6 / altitud 1.240 m.

Atravesando la presa del embalse sale una senda por la derecha que se dirige al nacimiento de Aguas Negras, distante 300 metros. La excursión continúa una vez visto el nacimiento y continuando por el camino a la derecha de la presa volviendo del nacimiento, en el que atravesaremos dos túneles.

-Salto de los Órganos

Km 7.7 / altitud 1.210 m.

Espectacular cascada que se forma desde que fueron canalizadas las aguas caidas en temporada de fuertes lluvias o deshielo. “En 1.915, según cuenta el tío Julian el Aserrador, por el desplome del Salto de los Órganos dejaron caer 70.000 traviesas de madera mediante un tiro o canalillo construido de tablones con forma de tobogán. La primera traviesa demoró 43 segundos y al hocicar en el agua sonó aquello como un cañonazo, que velocidad no cogerían que al caer a la charca iban ardiendo, medio chamuscados de frotarse con el tiro, y al llegar al agua se quedaban flotando y se apagaban”.

Sobre el Salto de los Órganos son visibles los respiraderos de los túneles y el giro de la senda por una pedrera hacia una vira o repisa sobre unos tajos, situada en la entrada del primer tunel. Al final del angosto pasadizo llanear un tramo corto y atravesar el segundo túnel, saliendo a la presa del embalse de la FEDA o laguna de Aguas Negras. En época de lluvias el estrecho paso de los túneles es incómodo por el barro y la canalización de aguas; también es conveniente una linterna.

-Central eléctrica del Salto de los Órganos

Km 9 / altitud 890 m.

Continuar por el sendero que desciende por la izquierda del Borosa, recorriendo la base de los enormes tajos del Picón del Haza, por donde baja la tuberia de la central. A los pies de los paredones del Picón la senda penetra en el cauce del Borosa.

-Huelga del Nidillo

Km 11.1 / altitud 848 m.

El vado está cerrado por un frontón de impresionantes paredones, especialmente en la dirección hacia donde se dirige la pista, que termina en la central hidroeléctrica del Salto de los Órganos.

-Cerrada de Elías

Km 14 / altitud 770 m

La senda penetra en la orilla del Borosa entre espesuras de boj y sauces, aprisionada por fragosas laderas que pronto se convierten en la Cerrada de Elías, un estrecho desfiladero entre paredes verticales que es posible transitar por la existencia de pasarelas voladas y puentes peatonales. En la vegetación del Borosa destaca un encinar subhúmedo acompañado por matas arbustivas de coscoja, boj, madroño, durillo, labiernaga, olivilla, lentisco, agracejo y torvizco; plantas trepadoras de hiedra, zarzaparrilla, madreselva y rubia silvestre; todas ellas mezcladas con áreas de pino rodeno y carrasco. La cerrada acoge especies rupícolas como la Pinguicula vallisneriifolia, una planta insectívora endémica de la Bética, y curiosos helechos como el culantrillo.

Al final de la Cerrada de Elías la senda vuelve a la pista principal. Sin dejar la pista principal rebasar la unión del arroyo de las Truchas, que drena por la vertiente izquierda del Borosa,

Llegada

Km 19.1 / altitud 680 m.

Aquí tienes la ruta al completo a través de esta bonita galería. ¡¡ Que la disfrutes !! Te animamos a realizarla. Te encantará