Sorihuela de Guadalimar

Sorihuela de Guadalimar es un municipio repartido entre dos realidades. Su término, de hecho, está separado en dos partes. Allí donde se extiende la villa, Sorihuela mira a la comarca de El Condado, mientras que otro buen trozo de término queda dentro de la Sierra de las Cuatro Villas, en el corazón del Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas.

Por su término municipal discurren los ríos Guadalquivir y Guadalimar.El municipio creció entre la ladera que une el antiguo castillo, del que aún se conserva la torre de homenaje, con la iglesia de Santa Águeda, en la que trabajó Alonso Barba, discípulo de Andrés de Vandelvira. En torno a estos caminos crecieron las ciudades medieval y moderna, unidas por calles cuyas viviendas evidencian un alto respeto por la arquitectura tradicional y un profundo afecto por las corrientes estilísticas de finales del siglo XIX y principios del siglo XX, dejando su huella en las edificaciones de la Plaza de España.