Orcera

Orcera se asienta en el cruce entre dos mundos: el del suave olivar andaluz y el de la abrupta orografía del mayor Parque Natural de España.

El primero nos brinda un aceite como hay pocos. El segundo, el impresionante paisaje que siempre ha marcado el sobrio estilo de vida de los pueblos de montaña.
Y del contraste entre ambos, ese equilibrio entre campiña y sierra que cautiva a quien busca la esencia de la Andalucía interior.
Esta localidad alberga dos importantes bienes de interés cultural: la Iglesia Parroquial y las Torres de Santa Catalina.

En el desaparecido Monasterio Franciscano de Santa María de la Peña, se firmaron en 1580 las Ordenanzas del Común de la Villa de Segura y su Tierra.
Este monasterio constituye todo un símbolo para los segureños.

Localización:

El pueblo de Orcera se encuentra sobre una ladera cerca del río Amurjo, en la zona central de Sierra de Segura.

De Interés:

Posee uno de los conjuntos de arquitectura popular mejor conservados de la provincia.

En este se puede gozar del callejeo entre paredes encaladas en el casco antiguo y ver el típico trazado de las calles de sus barrios.

Un paseo por su término hará que nos encontremos con sus aldeas, algunas habitadas aún todo el año.
También con parajes y miradores naturales donde deleitarse paseando y contemplando el horizonte.

El paraje de Amurjo nos ofrece una piscina de más de 1000 m2, enclavada entre pinos y rocas.
Sus 2.137 habitantes celebran fiestas y feria en Agosto y Septiembre.

Esta población se concentra principalmente en la localidad de Orcera, pero encontramos también algunas aldeas, como Los Arroyos, La Hueta, La Marañosa, Valdemarín, Linarejos y El Aguadero.

Aldea de Linarejos

La aldea de Linarejos, deshabitada durante la mayor parte del año, nos permitirá hacer un viaje en el tiempo.
Conserva sus cuidadas huertas aterrazadas.
Se puede disfrutar de excelentes vistas sobre el estrecho valle del río Orcera y el entorno del Navalperal.

La Hueta

La Hueta, aldea dividida en dos pequeños barrios en la que aún viven unos cuantos vecinos.
Entre casitas blancas con teja árabe, la aldea conserva su fuente, su horno y su lavadero.
La Piedra del Agujero domina un entorno de bravo paisaje forestal, con sus cumbres, pinares, robledales encinares y la tupida vegetación de ribera del arroyo de la Hueta.
Este entorno se ve dulcificado en las zonas bajas, donde hay olivares, huertas, frutales y barbechos pastados por cabras y ovejas.
Celebra fiestas el tercer domingo de Agosto.

Los Valdemarines

Los Valdemarines son un conjunto de varios núcleos diseminados, donde está el cortijo de La Torre, donde se conserva los restos del Castillo de Valdemarín, hoy integrado en el caserío de la aldea, resultando complicada su identificación e interpretación y muy cercano al castillo de la Espinareda. La economía de sus habitantes depende principalmente del cultivo del olivar.

PATRIMONIO CULTURAL

YACIMIENTO DEL CERRO DE LA COJA

Edad del Cobre - 4.000 a.C.
Orcera
Recientemente han sido halladas en la localidad de Orcera, en el Cerro de La Coja, 37 silos o fosas excavadas en la piedra que tenían distintas utilidades, como molinos, habitáculos o almacenes de piedra para construir. Se han descubierto también semillas de trigo, restos de animales domésticos, cuatro recipientes completos, dos puntas de flecha y varios cuchillos.Todo esto parece indicar, a la espera de pruebas del equipo investigador, que en la zona hubo un asentamiento de finales de la Edad del Cobre, hacia el año 2.000 a.C., cuyos habitantes vivían del cultivo del trigo y del pastoreo de ovejas y cabras y habitaban en estructuras hechas con piedra, postes de madera y pieles.

PIEDRA DEL ÁGUILA

Siglo IV a.C - época romana

El Yacimiento Arqueológico Piedra del Águila se sitúa en el municipio de Orcera, en el interior de una cueva en la ladera oriental del cerro del Pavo, al este de Valdemarín.
La cueva domina los valles de los arroyos de La Espinareda, Los Carboneros y río Hornos. Son varios los horizontes encontrados, con restos de cultura ibérica, romana e incluso de la cultura del vaso campaniforme.
El material cerámico ibérico puede datar de mediados del s. IV y podría pertenecer a algún enterramiento en esta cueva.

CASCO ANTIGUO

El pueblo de Orcera tiene uno de los conjuntos de arquitectura popular mejor conservados de nuestra provincia.
El casco antiguo lo conforman los Barrios del Peñasco, Santo Cristo, Santo Bastián, Las Charcas y Hornos Alto y Bajo.
En la falda del monte Peñalta, guardando su trazado originario, sobre una ladera escarpada, a través de callejuelas estrechas y sinuosas, adarves e improvisadas plazuelas, se levantan casas que aún guardan la arquitectura tradicional serrana y vernácula, de mampostería ripiada y encaladas de escasa altura.
Casas repletas de geranios y demás flores en sus fachadas, con originales chimeneas en sus tejados provistos de tejas árabes.
Es el barrio medieval que resiste los avatares de los siglos, donde también podemos encontrar la pequeña Ermita de El Calvario.
Muy cerca está el llamado barrio de las Cuevas bordeando la población, desde el que contemplaremos una magnífica panorámica del valle.
Cuenta también el casco antiguo con algunas casas interesantes por su aire señorial, que probablemente tienen su origen en las desamortizaciones del siglo XIX o en el Negociado de Madera de Segura, cuya sede estuvo en Orcera.
Destaca entre ellas el palacete situado en el número 5 de la calle Genaro de la Parra.

TORRES DE SANTA CATALINA

Siglos XII-XIII
Declarado B.I.C.
Este conjunto defensivo lo forman tres torres de similar factura, distantes entre sí unos 300 m, entre Orcera y Segura de la Sierra, y dispuestas de forma que permitieran la defensa, vigilancia y refugio en un terreno con numerosos flancos a cubrir.
La altura de las torres es de unos 14 m, siendo el grosor de la parte baja del muro de 1,10 m. El primer cuerpo de estas torres es muy bajo, apenas 1,70 m, mientras que el segundo es muy alto, alcanzando los 7 m que quedaban reducidos a 3,20 m en los dos restantes. Del coronamiento almenado de las torres solo se conservan cuatro postes en la más cercana a Segura de la Sierra. En los niveles tercero y cuarto las torres presentan una serie de saeteras vaciadas hacia el interior, una por cada paño de la torre; una de ellas, que parece ventana más ancha, era la entrada de la torre y quedaba situada a 7,20 m de altura.
La torre más cercana al núcleo de Orcera es la que presenta la estructura más imponente; de planta rectangular, de 8,60 m por 5,65 m, alberga en su interior hasta tres plantas superpuestas, sostenidas por vigas.
Le daban luz una serie de saeteras vaciadas hacia el interior y pudo tener un recinto que rodeara a la torre. Esta torre, más ancha, podría corresponder a un establecimiento rural emplazado sobre la fértil vega del río.
Las otras dos torres son gemelas, con una planta cuadrada de unos 5,30 m por 4,20 m; albergaban interiormente cuatro plantas con separación de vigas que se apoyaban sobre los zócalos resultantes del progresivo estrechamiento de los muros.
Estas dos torres parecen obra musulmana de finales del siglo XII o principios del siglo XIII y tendrían por objeto vigilar el intrincado paisaje de colinas que las rodea, escudriñando las desenfiladas que ocultaban de la vista de los castillos de la zona otros tantos posibles caminos de invasión.

TORRE DE VALDEMARÍN

Siglos XVI-XVII
Paraje Los Valdemarines, Orcera
El conocido Castillo, también llamado Torre de Valdemarín, es un emplazamiento defensivo que servía tanto para el control como para el refugio de la zona del valle del arroyo de los Carboneros, afluente del río Trujala.
Con el paso del tiempo la Torre ha sido adaptada para el uso doméstico adosándose a ella diferentes construcciones que la hacen casi irreconocible. Sus parapetos están construidos con mampostería muy similar a otras construcciones próximas datadas en la misma época y en las que se aprecia una planta cuadrangular similar.
En la actualidad está techada y en sus paredes se han abierto vanos que no corresponden a la obra primitiva aunque hay que reconocer que probablemente este uso continuado hasta nuestros días la ha preservado de la ruina.
Como detalles destacables cabe mencionar que el edificio adosado, probablemente de los siglos XVI-XVII, presenta una portada en arco de medio punto con una sillería muy trabajada, rematada con un reloj de sol casi oculto bajo una gruesa capa de cal. De la misma época puede ser la reja que cierra la ventana central de la torre.

FUENTE DE LOS CHORROS

Siglos XVI-XVII
Fuente pública del s. XVI o XVII, situada detrás de la Iglesia de La Asunción, aunque se encuentra muy deformada por las restauraciones realizadas.
De mampostería y estructura apaisada integrada por un frontis de mampostería coronado por un escudo con las armas de los Borbones en el tímpano y piñas en los vértices, con dos arcos de medio punto y frontón triangular.
Destacan su vértice y extremos, piñas sobre basamento.

IGLESIA DE NUESTRA SEÑORA DE LA ASUNCIÓN

Siglos XVI-XVIII
Declarado BIC
Casi en el centro del casco urbano se encuentra la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, con una portada excepcional, procedente del monasterio de la Virgen de la Peña de la Sierra de Segura, y ventanales de rica labra y cuidada ornamentación.El inicio de la fábrica se produjo en el siglo XVI, en tiempos de Felipe II, fue reconstruida en 1817, tras la devastación de las tropas napoleónicas y restaurada en 1939 por los daños sufridos durante la Guerra Civil.
La planta de la iglesia consta de una sola nave estructurada en tres tramos que separan semicolumnas dóricas con arcos de medio punto. La cubierta, mediante sistema de bóvedas estrelladas indica que esta parte del templo debió construirse a principios del siglo XVI estando aún vigente el estilo gótico. La capilla mayor, cubierta así mismo por bóveda de crucería estrellada, se inscribe en un cuadrado, exhibe testero plano y se accede a ella a través de un arco toral de medio punto. A un lado y a otro, presenta sendas capillas.
La torre del campanario procede asimismo de un torreón del castillo que existió en Orcera. Está colocada a los pies del templo, es cuadrangular y consta de dos cuerpos y campanario, con refuerzo a soga y tizón en las esquinas más altas. En el lado que da a la plaza acoge un magnífico ventanal con arco de medio punto. El otro ventanal, se inserta en el muro de la epístola.
Tiene una hermosa portada-retablo renacentista del último tercio del siglo XVI, procedente del desaparecido convento de La Peña, donde se firmaron en 1580 las "Ordenanzas del Común de la villa de Segura y su tierra", con el fin de guardar, conservar y administrar los montes de Segura.
Presenta arco de medio punto con relieves de las Virtudes en las enjutas. El segundo cuerpo está compuesto por tres hornacinas separadas por estípites. El ático presenta el frontón partido sostenido por dos mascarones, flanqueados por figuras masculinas que sostienen pináculos, y sobre el tímpano, figuras desnudas con cuernos. Está inspirada en los tratados manieristas de Serlio, mezcla elementos iconográficos cristianos y paganos, compagina refinamientos con arcaísmos e inserta en una clara estructura de portada-retablo un atrevido barroquismo ornamental. Su estructura viene dada por un gran arco sobre pilastras cajeadas. Entre las alegorías contrarreformistas se cuentan las representaciones de la Esperanza, la Fe y la Caridad y, entre las de inspiración pagana, las figuras aladas sosteniendo pináculos y las desnudas con cuernos.Llaman también la atención elementos como la triple hornacina adintelada, cariátides y las columnas corintias sobre altos basamentos o los óculos ovalados que flanquean la portada.

ERMITA DEL CALVARIO

Esta pequeña ermita popular se encuentra en el casco antiguo de la localidad de Orcera, en la calle Calvario.
De origen remoto y rehabilitada en los años 80, con una sola nave a dos aguas y campanil en el hastial de fachada.
Tiene pequeñas dimensiones, con una sola nave a dos aguas y campanil en el hastial de fachada que conserva dos interesantes Cristos de madera.

MONUMENTO AL PINERO

Siglo XX

En la zona nueva, realizado por el pintor y escultor orcereño José Fernández Ríos. Se sitúa en un jardincillo dominado por un enorme y centenario árbol popularmente conocido como el "álamo gordo".
La obra es un bello escorzo de un pinero trabajando con su gancho sobre los troncos de los pinos que navegan por el agua, un oficio ya extinguido pero que tuvo gran raigambre en la comarca, y que exigía riesgo, pericia y sacrificio, porque consistía en conducir las pinadas durante meses río abajo (por el río Segura, Guadalimar y Guadalquivir) hasta los astilleros donde servían para construir barcos.

El monumento, según reza una plaza de madera colocada a sus pies por el Ayuntamiento, es un homenaje no solo a los antiguos pineros, sino a todos los hombres y mujeres que actualmente trabajan en el monte, contribuyendo a conservar el patrimonio ecológico y económico de la Sierra de Segura.

PATRIMONIO NATURAL

CALAR DE LOS CARACOLES · PEÑA DEL ENGARBO

Altitud · 1.595 m
El Calar de Los Caracoles es una altiplanicie kárstica que se sitúa sobre el valle del río Madera, a la altura de la ZALO de Los Negros y el Campamento Juvenil de Río Madera.
En sus laderas se desarrolla un bosque de pinos negrales y laricios, donde son abundantes encinas, quejigos, cornicabras. Presenta cuatro cimas por encima de los 1.500 m, con la Peña del Engarbo (1.595 m) como su punto más emblemático.
Se accede por un camino que une del Cortijo Horno de Peguera al sur con el Cortijo de Las Herrerías al norte, para llegar a su cima se ha de abandonar este en el collado entre este calar y el de Peña Rubia, para continuar a través de senderos.

CALAR DE PEÑA RUBIA

Altitud · 1.625 m
El Calar de Peña Rubia es otra altiplanicie kárstica situada inmediatamente al sureste del Calar de los Caracoles. En sus laderas se desarrolla un bosque de pinos negrales y laricios, donde son abundantes encinas y quejigos. Presenta cuatro cimas por encima de los 1.550 m, alcanzando su punto más alto los 1.625 m.
Se accede por el mismo camino que el Calar de los Caracoles, para continuar a través de senderos. Sus panorámicas son impresionantes.

CUMBRE DEL PEÑALTA

Altitud · 1.412 m
Este pico se levanta sobre las localidades de Benatae y Orcera, y desde su cima se pueden apreciar muy buenas panorámicas del Parque Natural Sierras de cazorla, Segura y Las Villas y de la campiña jiennense en Jaén y del Parque Natural del Calar Alto y del Calar de la Sima en Albacete, así como unas magníficas perspectivas hacia Benatae y Orcera. .

Es una montaña calizo-dolomítica, totalmente forestada, donde se desarrolla un extenso pinar de Pinus pinaster, con excepción de su cumbre, en la que aparece un montículo coronado por una caseta de vigilancia contra incendios forestales

EMBALSE DEL GUADALMENA

La construcción de este embalse y su puesta en explotación data de 1969, con una capacidad de casi 350 Hm3.
Entre las características ambientales de su cuenca, que ocupa una superficie de 1.500 km2 y está ligada a los acuíferos de la Meseta, destaca su paisaje de colinas y superficies de aplanamiento, sobre pizarras y cuarcitas de Sierra Morena.
En la actualidad el embalse del Guadalmena se extiende por los municipios segureños de Segura de la Sierra y Orcera en la comarca de la Sierra de Segura y Chiclana de Segura en la vecina comarca de El Condado. Se encuentra protegido por las figuras de LIC y por los PEPMF.
Es el tercer gran embalse de la provincia, ubicado en una zona de monte mediterráneo que alterna con pinares de repoblación, con gran riqueza de caza mayor, como ciervo, gamo y jabalí. También es interesante como observatorio ornitológico, ya que esta gran lámina de agua es aprovechada por aves ligadas a entornos acuáticos.

Zona privilegiada, a partir del mes de septiembre, para contemplar la berrea de los ciervos, etapa de celo de este mamífero en la que con sus berridos y peleas entre machos tratan de demostrar quién es el más fuerte de la manada con el fin de atraer a las hembras.
Además en sus aguas se pesca el barbo, la carpa, el black-bass y sobre todo el lucio.
Dispone de Club Naútico y embarcaciones. Anualmente en sus aguas se desarrollan competiciones de moto náutica puntuables para el campeonato de España (clase t 850 y s 850) y ha acogido alguna vez al campeonato de Europa de Formula 1.
Se accede desde Arroyo del Ojanco, tomando la carretera hacia el embalse o desde la N-322 (Bailén-Albacete) en dirección a Puente de Génave, desviándonos a 3,5 km de la primera población por la JH-3.651, que conduce directamente a la presa.

LAGUNA DE ORCERA

Los humedales continentales de la Sierra de Segura engloban a los distintos embalses y masas de agua dulce situadas en su territorio, la mayoría de ellas embalses de origen antrópico como el de Guadalmena, pero que funcionan como ecosistemas peculiares que contribuyen a aumentar la diversidad paisajística y ecológica.
Así mismo, juegan un papel trascendental como biotopos únicos, donde encuentran refugio numerosas especies de flora exclusivas de estos ecosistemas: algas, macrófitos, vegetación palustre de las orillas, etc. y se advierte la presencia de grupos faunísticos característicos de las zonas húmedas: aves acuáticas, ardeidos, anfibios, peces e incluso el águila pescadora. Los humedales continentales naturales son en la Sierra poco numerosos, pero destaca la laguna de Orcera, una pequeña laguna de origen kárstico a los pies del Navalperal, que si bien está considerada como hábitat de interés prioritario, suele quedar sin agua en épocas de sequía y ha visto más reducida su cantidad debido al exceso de pozos para regadío.

MONTE NAVALCABALLO

Altitud · 1.357 m
Este monte es una altiplanicie kárstica con varios picos en torno a los 1.400 m. Se situa al sur del Navaperal, en un entorno privilegiado de media y alta montaña. encontramos la Fuente del mismo nombre y una Casa Forestal de Navalcaballo, donde se localiza el CEDEFO.
La vegetación va cambiando al compás de la altitud, hasta los 900 m de altitud aparecen principalmente bosques de pino carrasco, acompañado por madroños y lentiscos, ocupando las zonas del bosque antiguo bosque mediterráneo.
Subiendo en altitud aparece pequeños bosquetes de encinas y quejigos intercalados en una gran masa forestal de pino negral (Pinus pinaster). Para acceder a la cima deberemos recorrer un sendero de gran belleza.

NACIMIENTO DEL RÍO MADERA

El río Madera nace a los pies del Monte Nava del Espino y de los calares de Peña Rubia y Los Caracoles. Su entorno es privilegiado, junto al Área de Reserva de Las Acebeas-Nava del Espino, con desarrollo de un denso bosque de media y alta montaña formado principalmente por pinos negrales y laricios, encinas, quejigos, cornicabras, arces, algunos melojos y ocasionalmente, sobre pequeños afloramientos ácidos, aparece el roble melojo.
El río presenta una vegetación de ribera muy bien conservada, con abundancia de sauces, fresnos, álamos y algunos avellanos.

PARAJE DEL CONVENTO

En la salida del pueblo hacia Benatae, frente a la plaza de toros, encontramos el pequeño parque del Convento.
Es este un agradable espacio que, además de bancos y árboles cuenta con un merendero de madera, una fuente con abrevadero y un notable lavadero restaurado, donde hasta no hace mucho acudían las mujeres a lavar la ropa y que ahora es un lugar estupendo en verano para disfrutar del frescor, de la sombra y del sonido del agua que sigue manando por el viejo caño.
Se encuentra aquí el panel de inicio de la ruta "La Sierra de Segura Profunda", una de las tres GR de la Red de Senderos de la Sierra de Segura.