Torres de Albanchez

La mayor parte de su término municipal se encuentra incluido en el Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura, y Las Villas. Torres del Albanchez es eminentemente agrícola, aunque también presenta una importante zona de dedicación forestal localizada en el norte del término municipal.Está enmarcado por macizos calizos a 1. 200 y 1.300 metros de altitud, que acumulan aguas dando origen a más de treinta manantiales naturales que podremos visitar al mismo tiempo que descubrimos sus aldeas.

Cuenta con enclaves destacables, como cuevas naturales, y asentamientos con restos prehistóricos y entre su patrimonio histórico destaca la Torre del Homenaje, del siglo XIV, que fue declarada Monumento Histórico en 1985. Al pie del Castillo de la Yedra a 835 metros de altitud nos encontramos uno de los más excelentes balcones de la Sierra de Segura.
Los yacimientos arqueológicos del municipio de Torres de Albanchez abarcan una amplia secuencia cronológica, desde el Neolítico, en el V milenio a.C., hasta la época romana, siendo esta última, una de las etapas menos conocida a nivel local pero no obstante, muy bien representada. En su Museo Arqueológico podremos ver algunas de las piezas encontradas.
El lugar que hoy ocupa la "Villa" de Torres de Albánchez, ya estuvo poblado desde el Neolítico. Los ricos manantiales de agua existentes en su entorno: Fuente Vieja, Fuente Larga y Fuente Bellia, debieron ser un condicionante decisivo. Desde esta localidad se contemplan además excelentes panorámicas, entre ellas la del valle del Guadalimar y sus afluentes, donde setaca el río Onsares, con fértiles arcillas rojas triásicas donde bosques de pinares, olivares, huertos de cultivos de autoconsumo, pastizales y matorrales se transforman con el paso de las estaciones. Desde sus calles inclinadas se pueden contemplar pueblos como Orcera, Siles y Segura de la Sierra.
Sus 940 habitantes aún conservan tradiciones de antaño como El ocho de Torres. Esta poblaciñon se distribuye en Torres de Albanchez y sus aldeas y cortijadas, entre las que destacan las aldeas de Fuente Carrasca, La Hoya, Los Maridos, Fuente Fría, La Tala y La Hoya, Fuente Mujer y Los Morachos.
En la aldea de Fuente Fría tendremos oportunidad de contemplar bellas panorámicas del Parque Natural. Cerca del asentamiento, podemos visitar la fuente de Fuenfría, un manantial situado a los pies del monte de La Cuerda.
La Tala y La Hoya son dos aldeas prácticamente abandonadas. Se conserva el caserío aunque ya con notables desperfectos y con numerosos edificios en estado ruinoso.
En el arroyo permanece la vegetación de ribera aunque cercada por la expansión del cultivo del olivar que sustituye a los aprovechamientos hortícolas y de otros frutales.
En sus inmediaciones podremos visitar la cueva de la Tala y la del Coto.
Los Maridos es una pequeña aldea en el camino de Onsares, muy populosa en verano y los fines de semana, y donde la vida transcurre como antaño el resto del año, con sus 8 vecinos permanentes.

PATRIMONIO CULTURAL

CERRO DEL CASTILLO DE LA YEDRA

Medieval
La antigua ubicación del pueblo se encontraba a los pies de este ya desaparecido castillo pero del que aún se conservan algunos restos como aljibes excavados en la roca. Fue destruido por Don Rodrígo Manrique ante el peligro que suponía su toma por los árabes. Hoy en día es usual entre los habitantes del lugar pasearse hasta él.

Podremos disfrutar de impresionantes panorámicas de la Comarca y del núcleo urbano de Torres.
En la dehesa del Castillo podremos visitar la Fuente del Cerezo, un manantial natural de agua situado junto a unas cuevas prehistóricas.

TORRE DEL HOMENAJE

Siglo XIV
Torres de Albanchez
Declarado B .I.C.
En Torres de Albanchez existió un pequeño castillo medieval sobre un promontorio rocoso, remodelado en el siglo XV para hacer frente a los efectos de la artillería.
En las Relaciones de Felipe II de 1575 se describe como:
"una torre con una cerca alrededor con sus saeteras y otros avisos en la mitad del puetío y que tiene dentro della en lo más hondo un pozo de agua bastante para servidumbre della e que ella y el castillo son de cal y tierra y piedra ".
De aquel castillo urbano se conserva una imponente Torre del Homenaje cuadrada, de casi 12 m de altura y más de 11 m de lado,, construida en mampostería careada en pequeñas hiladas, con las esquinas redondeadas por piezas de sillería dispuestas a soga y tizón, como era habitual en las construcciones santiaguistas. El recinto exterior presenta planta irregular con dos cubos macizos en sus esquinas dispuestos en talud.
En el interior se estructura en tres pisos: en el más bajo hay un aljibe y en los dos superiores, utilizados como residencia, la planta se divide, mediante un muro central, en dos mitades cubiertas por bóvedas de cañón apuntadas y muy rebajadas. Se ascendía a los sucesivos pisos a través de una escalera que va rodeando la torre. Tal vez contara con una cuarta planta, actualmente desmochada.

IGLESIA DE NTRA. SRA. DE LA PRESENTACIÓN

Siglos XVI-XVIII

Esta iglesia fue construida en dos momentos, por un lado la nave y portadas fueron levantadas en el siglo XVI, construida sobre las ruinas de una ermita antigua; y de otro, la cabecera, añadida entre finales del XVII y principios del XVIII.

De planta rectangular con una sola nave está dividida en cuatro tramos que cubren bóvedas de medio cañón con arcos seudofajones. El coro está situado en alto, protegido por una baranda de madera. Un arco toral de medio punto da acceso a la sacristía.
Predomina la mampostería en su exterior, salvo en los contrafuertes y la portada que es de cantería, del finales del siglo XVI o principios de XVII.
La torre está construida en el siglo XX.

ERMITA VIRGEN DEL CAMPO

Siglos XVI-XVIII
Esta ermita está situada en el campo, en un entorno rico en fuentes y arbolado, y en ella se realiza la romería del "Ocho de Torres", fiesta muy popular en la comarca, y cuyo origen hay que buscarlo en la antigua tradición por la que cada 8 de mayo la Virgen del Campo era traída desde la Iglesia Parroquial hasta la ermita donde habría de permanecer hasta el 8 de Septiembre, día en el que retornaba de nuevo a la Iglesia.
En 1.235, gentes procedentes de Navarra, de Aragón y de Castilla, acompañados por Clérigos, Militares del Monasterio de Uclés, al mando de fray Pelayo Pérez Correa, Maestre de la de la Orden de Santiago, con el beneplácito del Rey Fernando III El Santo, forzaron la capitulación del castillo árabe de Torres, el Castillo de la Yedra.
En acción de gracia, los nuevos conquistadores fundaron una ermita "sobre una Peñas altas e Agras", a legua y media de distancia, junto al camino viejo de Torres a Villarrodrigo, "La ermita antigua" según consta en un documento fechado en la villa de Torres el día 6 de diciembre de 1.575. Esta ermita construida en la etapa de la Reconquista, ha sido recostruida varias veces a lo largo de los siglos.
La tradición oral dice que la Virgen del Campo fue hallada por un pastor al pie de una encina. Próximo al lugar de la parición, situado entre el Cortijo de la Ermita y el Cortijo de Máximo, junto al camino Real de La Mancha, en el siglo XVI se levantó una nueva ermita para perpeturar en misterio de la aparición.
La nave y portadas fueron levantadas en el siglo XVI; y de otro, la cabecera, añadida entre finales del XVII y principios del XVIII. Presenta una sola nave cubierta a dos aguas y óculo y puerta adintelada en la fachada principal. Ha sido restaurada recientemente.
El actual templo, consagrado a la veneración de la Virgen del Campo, fue construido en 1.957, anexo a un manantial emblemático, La Fuente de La Ermita, desde hace más de 400 años.
El culto a Santa María del Campo y la peregrinación a su ermita, está documentado en viejos legados que se conservan en Torres, un codicilo de más de veinte páginas, fechado el día 29 de Marzo de 1615 por el escribano de el Rey, público y de número del ayuntamiento de la villa de Torres, Alonso Rodríguez de Lopez García, siendo testigos el licenciado Pedro Serrano (cura) y Francisco de Liñán; Juan de Avilés (el otorgante) dice: "ytem mando que de mi hacienda se saquen once ducados y que se den a censo y del redito dellos se digan diez misas cantadas las cuales diga el cura que es o fuere desta villa a nuestra señora del campo de el oficio de su festividades diez dias antes de la pascua de el espiritu santo ques cuando se va a su hermita y se le hace fiesta (...) Yten mando a la yglesia mayor de esta villa cuatro reales y a cada una de las hermitas medio real e a la redención de cautivos un real y al hospital otro real y los once ducados que se cobren a pedro de liñan y cedidos a nuestra señora del campo y quiero que los cobre al mayordomo para acerle un manteguelo esta es mi voluntad".

MUSEO ARQUEOLÓGICO MUNICIPAL

Actual
El aula-museo fue fundado en el año 1993 y aquí se muestra y describe de forma gráfica, en paneles informativos, las distintas etapas evolutivas que intervinieron en la formación geológica de Torres de Albánchez y su entorno próximo. Una muestra de fósiles del Paleozoico al Cretácico, procedentes de distintos puntos de la comarca, nos orienta sobre los diversos períodos. Unos fotogramas nos enseñan panorámicas paisajísticas y algunos aspectos de la flora y fauna de la zona.
Se expone también, una rica muestra de restos arqueológicos, hallados en el término municipal de Torres de Albánchez, que nos permite hacer un recorrido histórico desde el Paleolítico a la Edad Media. Una extensa muestra de restos arqueológicos, demuestra la presencia y colonización del territorio desde el Paleolítico Medio 300000-35000 a de NE. Bien representada la época Neolítica y la Edad del Bronce. Otros restos corresponden a la época ibérica y dominación romana. Se completa la exposición con una muestra de objetos de época medieval, procedentes del Castillo de la Hiedra, destruido por el comendador del Adelantamiento de Segura, Rodrigo Manrique.

PATRIMONIO NATURAL

CERRO CASTILLO DE LA YEDRA

Altitud · 1.145 m
Este enclave natural se sitúa a 2 km de la localidad de Torres de Albanchez, y se accede mediante un camino rural que conduce a la Dehesa del Castillo.
La antigua ubicación del pueblo se encontraba a los pies de un castillo que se localizaba aquí, ya desaparecido pero del que aún se conservan algunos restos como aljibes excavados en la roca. Fue destruido por Don Rodrígo Manrique ante el peligro que suponía su toma por los árabes. Hoy en día es usual entre los habitantes del lugar pasearse hasta él.
Si pico alcanza los 1.145 m de altura y desde él se puede disfrutar de impresionantes panorámicas del Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas y del Parque Natural del Calar Alto, así como de la localidad de Torres de Albanchez. En la Dehesa del Castillo se encuentra la Fuente del Cerezo, un manantial natural de agua situado junto a unas cuevas prehistóricas.

LA CUERDA

Altitud · 861 m
El límite entre los municipios de Génave y Torres de Albanchez lo constituye una cuerda donde destacan varios picos, entre los que sobresale el Picarzo, con 1.296 m. Desde la Cumbre se tiene una magnífica panorámica hacia el norte de los términos de Génave y Villarrodrigo, así como los campos de Albacete y Ciudad Real, que contrasta con el carácter accidentado y montañoso de las zonas situadas al sur de esta cuerda de picos.
Muy cerca se encuentra la Ermita de la Virgen del Campo, en un entorno rico en fuentes y arbolado, y donde se realiza la romería del "Ocho de Torres", fiesta muy popular en la comarca, y cuyo origen hay que buscarlo en la antigua tradición por la que cada 8 de mayo la Virgen del Campo era traída desde la Iglesia Parroquial de Torres de Albanchez hasta la ermita donde habría de permanecer hasta el 8 de Septiembre, día en el que retornaba de nuevo a la Iglesia.

PICO CARRIZO

Altitud · 1.230 m
En el límite del término municipal de Torres de Albanchez y Siles en plena Sierra de Calderón. Muy cerca de la cima, a la que se puede acceder por pistas forestales y senderos, se encuentra la fuente de Carrizo.
Se alza sobre el valle del río Onsares, y sus laderas se encuentran cubiertas por pinares en sus partes más altas, que van siendo sustituidos por cultivos de olivar conforme desciende hasta el río, cerca del que se encuentra la aldea de Los Maridos, en un paisaje donde abundan los relieves en bad lands sobre margas triásicas de tonos rojizos, que contrasta con el verde de los picos.